Utilizamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Ver política de cookies Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. 

Nuestro ayer



Despues de una placentera noche adornada por la luna y sus estrellas abro los ojos y comienzo a soñar despierto, miro las flores de mi jardin bañadas con el rocio de la mañana, descubro un sol resplandeciente como el inicio de un nuevo dia.


Camino lentamente, es el paseo matinal, e inmediatamente fluyen en mi mente las memorias de años que dejaron el presente y convertirse en toda la gama de recuerdos de nuestra vida.


Son las piedrecitas que he dejado en cada lugar con el testimonio de una pagina guardada en el pasado.


Comienzo a buscar unas palabras que llevaran un mensaje del sentimiento nostalgico y hermoso de las melodias que escucho y son las expresiones del sentimiento humano plasmado en notas musicales.


Son tantas las anecdotas que sera muy dificil recordarlas a todas, son las paginas de un libro inedito, trataré se sumar algunos capitulos que sirvan para dejar algunas relevantes vivencias.


Las calles del mundo son testigos de mis andanzas, soy un apasionado del amor, el sentimiento y lo espiritual, quienes son los compañeros de mis dias.


La alegria la he tenido a raudales e igualmente las tristezas, ellas acumulan las experiencias que las llevo conmigo, he sido testigo de momentos dolorosos, la partida inexorable y real de un ser querido asi como pasajes matizados de mucha alegria, en fin es el pentagrama musical que llevamos a cuestas hasta el final.


Debemos valorar cada minuto de la vida y por lo mismo hay que gozarlo con la mayor intensidad, porque lo pasado, pasado está y el presente se ha convertido en recuerdos, aunque con ellos se vive dos veces.


Las nubes presagian lluvia y se acerca la obscuridad de la noche, vuelvo a mirar la luna y las estrellas, sueño y al despertar acaricio el advenimiento de un nuevo dia...Gracias Señor por esta nueva oportunidad...


Por Oswaldo.


Comparte con tus amigos...